viernes, 8 de julio de 2011

EL AVARO (Abril 2010)



EL AVARO.

Teatro María Guerrero.

Autor: Moliere.
Versión y Adaptación: Jorge Lavelli y José Ramón Fernández.
Director: Jorge Lavelli.
Intérpretes: Juan Luis Galiardo, Mario Martín, Palmira Ferrer, Manolo Caro, Aída Villar, Javier Lara, Rafael Ortiz y Tomás Sáez, entre otros.

Estrellas: ***

MISERIA SOBRE FONDO GRIS.

Juan Luís Galiardo ha remarcado la actualidad de este texto. Realidad que vivimos cuando colocamos el concepto “Tener” como objeto existencial. Nos hemos vestido de egoísmo, supliendo valores que hemos olvidado por su nula rentabilidad. ¿Cuánto vale este Avaro que imaginó el gran autor francés? Seguramente tras ver esta obra, diremos:”vale menos que nada”; y sin embargo no nos atrevemos a parar nuestro paso y contemplarnos en el gigantesco espejo que Jorge Lavelli ha colocado en el fondo del escenario del María Guerrero. El avaro somos todos. Una gran parte de avaricia, de codicia y nepotismo que cubrimos con ricos ropajes y la mal llamada diplomacia.
El director italiano ha envuelto esta historia en un color gris, con una luz acertada que acoge una gráfica escenografía, sirviendo bien al texto, cuya versión realizada por José Ramón Fernández y el propio Lavelli es espléndida. Hay dos bellos momentos en la función, el primero, en el que un telón cubre el amor de Elisa y Valerio, al comienzo de la misma y cuando ese telón rojo cae sobre los intérpretes, concluyendo la función. Entre estos dos tiempos, se desarrolla una potente función, en la que Galiardo se mueve con una suficiencia absoluta. El actor andaluz es el personaje de Moliere con una rotundidad demasiado generosa en matices. Los intérpretes aparecen sobre el escenario con la cara pintada de blanco. Quizá simbolice la irrealidad física de lo que vemos; la contemporaneidad de unas palabras que nos exponen seres incorpóreos para alejarnos de lo que mueve al mísero protagonista. Estos actúan de un modo que no sabría definir. Sin decir que cada cual va a su aire, me siento incapaz de asegurar el total acierto de esta función.

Sofía Basalo. (Publicada en la revista El Embrujo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada